Verónica

Características de la verónica

La verónica es un pequeño arbusto con  un brillante follaje perenne, formado por pequeñas hojas verdes, emite delicadas espigas florales desde junio hasta octubre e incluso noviembre si el clima lo permite. Son arbustos redondeados y compactos, que no suelen superar el medio metro de altura si se cultivan en maceta.

Las flores de la verónica pueden ser de color azul, blanco, rojo o violeta. Se utilizan para formar borduras, setos bajos, grupos arbustivos y en macetas para patios y terrazas.

Ubicación de la verónica

En los climas húmedos, viven felices a pleno sol. En los climas secos y cálidos es mejor situarlas en semisombra para que gocen de un grado mayor de humedad. Resisten heladas ligeras y ocasionales.

Riego

Cuando están recién plantadas deben recibir agua de forma regular. Una vez que han arraigado el riego ha de ser moderado. Toleran la escasez de agua, nunca encharcar.

Plagas y enfermedades

El hongo oídio puede presentarse en los meses de temperaturas suaves, sobre todo si el sustrato está seco. También puede atacarlas el pulgón.

Cuidados

Podar verano. las flores marchitas y realizar una ligera poda a principios de primavera para fortalecer la planta. Las matas se pueden recortar ligeramente una vez que hayan dejado de dar flor para mantener la forma y eliminar las flores secas que queden.

Se propagan por división y mediante esquejes en otoño y a partir de semillas sembradas en semillero en primavera.

Abonar cada 15 días en verano.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.