Tronco de Brasil

Características del tronco de Brasil

El tronco de Brasil es otra de las plantas de interior resistentes. Sus hojas son largas y en distintos tonos de verde, pero en zonas con menos luz tiene a tener hojas de color verde oscuro y, según va creciendo, pierde las hojas inferiores dejando desnudo un tallo robusto muy decorativo. Sus flores blancas, que solo aparecen dos veces a lo largo de su vida, son muy olorosas. Se recomienda cortarlas tan pronto como se marchiten, pues restan mucha fuerza a la planta.

Ubicación del tronco de Brasil

El tronco de Brasil prefiere las zonas muy luminosas, cerca de una ventana con mucha luz crecerá de forma intensa, pero no le gusta el sol directo que deberemos evitarlo sobre todo en verano.

Riego

Regarla  un par de veces por semana en verano, si el clima es muy cálido, y entre una vez por semana y 12 días en invierno. Esta planta prefiere que la humedad sea elevada. Es aconsejable pulverizar su follaje con agua tibia en una frecuencia de entre 2-3 veces a la semana.

Plagas y enfermedades

Las plagas más habituales que puede presentar están compuestas por arañas rojas, hongos, por pulgones o por cochinillas.

Cuidados

Limpiar las hojas con un paño húmedo para evitar la acumulación de polvo.

Una vez que la planta del tronco de Brasil haya cumplido 2-3 años, llegará el momento de cambiarla de maceta. Conviene hacer el trasplante en el momento en el que llegue la primavera.

No soporta las temperaturas bajas. Por debajo de los 14 ºC, la planta sufre. Su desarrollo óptimo lo tiene con temperaturas altas, entre los 22 y los 26 ºC. Tampoco tolera bien las corrientes de aire.