Salvia officinalis

Características de la salvia officinalis

La Salvia officinalis es una planta ornamental de temporada enmarcada dentro del grupo de plantas de primavera y principios de verano.

Son arbustos perennifolios de porte compacto que alcanzan 80 cm de altura. Las hojas son aromáticas, alargadas, de color verde grisáceo y tienen textura aterciopelada. Las flores de color azul violáceo aparecen en espigas por encima de las hojas. Florecen en primavera y en verano.

Se colocan en borduras, en rocallas, para cubrir taludes secos y en macetas para balcones, terrazas y patios. Las hojas se utilizan como condimento en la cocina.

Ubicación de la Salvia officinalis

La Salvia officinalis necesita una exposición de pleno sol o de sombra ligera. Resiste heladas ocasionales pero no le gusta el calor intenso.

Riego

El Riego debe ser moderado durante todo el año esperando a que el sustrato se haya secado. Son sensibles al exceso de humedad y muy resistentes a la sequía.

Plagas y enfermedades

Pueden ser atacadas por pulgones, caracoles, babosas y ácaros.

Cuidados

No necesitan abonos.

Hay que podar las espigas florales marchitas. Aceptan podas intensas a finales de invierno para fortalecer la planta.

Se recomienda controlar el crecimiento de la mata, pues puede invadir el terreno de otras plantas.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.