Rudbeckia

Características de la Rudbeckia

La Rudbeckia es una planta anual utilizada como planta de temporada Sus hojas son alternas, enteras, lanceoladas o cordadas. Mientras que sus hojas basales son largamente pecioladas, las superiores son casi sésiles, sus flores son muy parecidas a las de la margarita. Su época de floración es a partir de abril, prolongándose durante todo el verano hasta mediados de otoño.

Es una planta que se utiliza en borduras, en arriates, en rocallas y en macetas para balcones, patios y terrazas. También son adecuadas para flor cortada.

Las flores de Rudbeckia son típicamente amarillas, pero se han desarrollado algunas variedades anaranjadas, rojas y marrones.

Ubicación de la Rudbeckia

La Rudbeckia crece en exposiciones de pleno sol o de semisombra. No conviene exponerla a heladas.

Riego

Durante el verano regar frecuentemente y disminuir progresivamente el riego a medida que desciendan las temperaturas.

Plagas y enfermedades

Son plantas resistentes a las habituales plagas y enfermedades.

Cuidados

Desde principios del verano abonar cada 15 días hasta inicios de otoño.

Su floración es muy abundante y para prolongarla, debemos ir retirando las flores marchitas durante todo el período de floración.

Si decides plantarla en tu jardín, es preferible hacerlo en otoño o al iniciar la primavera si se trata de las especies vivaces; las tratadas como anuales deben plantarse lo largo de la primavera.

La supresión de los tallos florales ya secos es una operación aconsejable para favorecer una segunda floración. A finales del otoño, será conveniente recortar toda la planta y dejarla a ras del suelo.

 

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.