Polygala Myrtifolia

Características de la Polygala myrtifolia

La Polygala myrtifolia es, uno de los arbustos más bonitos y fáciles de cuidar, crece como arbolito aunque se le puede dar forma compacta y redondeada. Además, resiste sin problemas la sequía. Su tronco crece erguido, con una copa redondeada formada por ramas de las cuales brotan hojas ovaladas. Las flores miden unos 25mm y aparecen agrupadas en inflorescencias en los extremos de las ramas. El fruto es una cápsula pequeña y alada.

Puede cultivarse tanto en el jardín como en maceta.

Ubicación de la Polygala myrtifolia

Es una planta que tiene que estar en el exterior, a pleno sol, si la colocamos en semisombra, o en sombra, su salud se debilitaría hasta el punto de que podría quedarse sin hojas.

Riego

Resiste bien la sequía pero para que pueda crecer en condiciones, con buena salud, es importante que se riegue de vez en cuando, sobre todo si se tiene en maceta, mientras en verano puede necesitar unos dos riegos semanales, el resto quizás tengamos que regar una vez cada diez días.

En ningún momento tenemos que regar por arriba. Las hojas pueden acabar pudriéndose si se mantienen mojadas demasiado tiempo. No es aconsejable  ponerle un plato debajo si se tiene en maceta si las raíces tienen contacto directo con el agua también se pueden pudrir.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente, solo veremos que tiene problemas si se riega en exceso.

Cuidados

Es muy aconsejable abonar desde primavera hasta finales de verano.

La Polygala myrtifolia es una planta que resiste heladas débiles. No necesita poda.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.