Pluma rosa

Características de la pluma rosa

La pluma rosa está compuesta por multitud de hojas largas y curvadas y del centro de la planta nace una bráctea en forma de espiga de color rosa. La finalidad de la bráctea es proteger a las flores que nacen sobre ella y que son de tonos violetas. Estas flores son muy delicadas, finas y bonitas. Estas flores duran muy poco tiempo.

Cuando  la bráctea empieza a perder su color y se vuelve marrón, significa que la vida de la planta ha llegado a su fin. Tarda hasta dos años en florecer y, luego, la planta muere y salen unos retoños junto a la planta madre que darán lugar a otras plantas nuevas.

Con estas nuevas plantas hay que esperar a que crezcan, dejarlas en esa maceta y quitar la planta madre o puedes separar el hijuelo de la base de la planta madre y plantarlo en nueva maceta.

Ubicación de la pluma rosa

Requiere mucha luminosidad, pero evitando sol directo. Hay que buscar un sitio donde le llegue mucha luz filtrada por una cortina o store.

Riego

El riego debe ser escaso. Basta con rociar las hojas dos o tres veces por semana y, de vez en cuando, regarla con un poco de abono diluido.

Cuidados

La pluma rosa no suele tener problemas importantes con plagas o enfermedades. En ocasiones, los pulgones pueden ser un problema.

Una vez a la semana pulverizar sus hojas. En los meses de más calor pulverizar dos veces a la semana y aparte de pulverizar las hojas, humedecer más el sustrato echándole directamente un poquito de agua.

Es sensible al cloro, por lo que el agua de lluvia o el agua del grifo filtrada es la opción preferida.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.