Plantas tóxicas para los gatos.

Como ya sabemos, los gatos son unos animales muy curiosos, por lo tanto, si traemos una planta nueva a casa, pasará por una inspección gatuna.

Lo que mucha gente no sabe, es que hay una gran variedad de plantas que son tóxicas para los gatos. Si tienes un gato que entra y sale de la casa y recorre caminos con una gran cantidad de plantas, descubre si le causarán algún daño.

Una de las plantas tóxicas para los gatos es la flor de pascua. Si consume esta planta, el gato podrá experimentar vómitos, diarrea y dolor abdominal.

Los tulipanes es otra de las planta que solemos tener en casa, pero si el gato se come un bulbo de estas plantas, puede presentar vómitos, diarrea e irritación gástrica.

La azalea es una planta muy tóxica para los gatos. Si nuestro gato la prueba, se verá afectado por vómitos, salivación excesiva, puede entrar en coma y llegar incluso a morir.

La palmera sagú, es una planta muy vistosa en lugares públicos. También es una de las más tóxicas. Aparte de que nuestro gato sufra vómitos y diarreas, también puede presentar gastroenteritis con sangrado, daño en el hígado y la muerte.

La hiedra, es una de las plantas que más abundan en jardines. Si nuestro gato roza la planta, presentare casos de dermatitis y ampollas. Si por otro lado, el gato se come la planta, presentará casos de diarrea, vómitos, fiebre, malestar general, espasmos, disminución o aumento del ritmo cardíaco y podrá llegar a casos como la muerte.

Estas son algunas de las plantas que resultan tóxicas para los gatos. Si tienes uno, no dudes en informarte de cuales son las plantas que pueden dañar su salud.

La MaZeta. Tu floristería en Zaragoza.