Pieris japónica

 Pieris japonica floristerias zaragozaCaracterísticas del pieris japónica

El pieris japónica familiarmente llamado andrómeda es un arbusto perennifolio originario de Japón, de porte redondeado, crecen muy lentamente y pueden desarrollar entre 0,5 y cuatro metros de altura. Sus hojas coriáceas son de color verde oscuro brillante; cuando brotan adquieren tonos bronce. Las flores son de color blanco crema o rosáceas, de pequeño tamaño con la corola globosa, colgantes, agrupadas en largas panículas ramificadas. Florecen desde finales de invierno a principios de la primavera.

Ubicación del pieris japónica

Es preferible situar estos arbustos en sombra parcial, a salvo de los rayos directos del sol del mediodía y la tarde. Toleran también la sombra, aunque dan menos flores. Resisten mejor el frío y las heladas que los veranos muy calurosos.

Riegos

Hay que regar de forma frecuente, sin encharcar, para que el terreno siempre conserve algo de humedad; Hay que esperar a que se seque la superficie del terreno antes regar de nuevo.

Plagas y enfermedades

El pieris japónica es bastante resistente a plagas y enfermedades pero pueden ser atacados por pulgones y cochinillas en caso de sequía prolongada.

Cuidados

No requiere ningún tipo de poda, únicamente la supresión de las flores marchitas, que contribuirán notablemente a una mejor producción.

Necesitan ser protegidas de las heladas en invierno, sobre todo en los primeros años.

Gusta de terrenos ácidos y húmedos. Abonar con estiércol o compost en otoño.

Las hojas son tóxicas para los animales.

 

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.