Orquídeas Cambria

Características de las orquídeas cambria

Las orquídeas Cambria son muy fáciles de mantener en interiores, pero pocos saben que en realidad son plantas hibridadas;  No pertenecen a un género botánico que exista como tal, si no que son el resultado de cruces de ejemplares de distintos géneros orquidáceos.

Sus hojas y varas florales aparecen a partir de pseudobulbos alargados, verticales y bastante grandes. Su floración aguanta en perfectas condiciones durante varias semanas, y se pueden encontrar flores de muchas tonalidades, aunque el color predominante es el rojo.

Las Cambria florecen en primavera o en otoño, dependiendo de las condiciones ambientales.

Ubicación de las Orquídeas cambria

Requieren una buena iluminación, pero no soportan la luz del sol directa. Un lugar adecuado sería cerca de una ventana, pero recibiendo la luz tamizada a través de un visillo o una persiana.

Riego

Los riegos tienen que ver con la época del año, siendo una buena regla regar cada cinco a siete días en verano, y de siete a diez días en inverno. El riego debe hacerse con agua blanda, evitando el riego con agua del grifo, por su dureza y contenido en sales. Podemos utilizar agua embotellada, o agua filtrada.

Plagas y enfermedades

Es muy sensible a los ataques de pulgones y cochinillas, y las enfermedades causadas por hongos.

Cuidados

No soportan temperaturas muy altas, son orquídeas de ambientes más bien fríos.

Conviene pulverizar de forma regular las hojas, hasta dos veces al día cuando hace mucho calor, para evitar que las hojas se arruguen.

Debemos tener la precaución de quelas raíces no estén en contacto directo con el agua.

Tanto los riegos, como las pulverizaciones se deben hacer por la mañana, para evitar la aparición de hongos.

Se pueden abonar cada tres semanas.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.