Lirio azul

Características del lirio azul

El lirio azul es una planta endémica del norte de la península ibérica, desde Galicia hasta los Pirineos. Brota de un grueso bulbo, el cual permanece oculto o escondido en los períodos desfavorables, cuando las partes aéreas desaparecen hasta volver a renovarse. Sus hojas son largas y bastante anchas, sobrepasando la extensión del tallo, el cual es cilíndrico y robusto.

Al final del tallo, de 40 a 70 cm de altura, se agrupan dos o tres grandes flores de un color azul violeta vibrante, formadas por seis piezas cada una, las tres exteriores, más anchas, presentan una vistosa mancha amarilla anaranjada alargada. Florecen durante toda la primavera e inicios del verano.

El lirio azul se suele emplear en taludes, para formar orlas y bancales y para crear notas de color en el césped.

Ubicación del lirio azul

Requieren un suelo bien drenado y una ubicación soleada, es importante no colocarlo en sombra ya que de lo contrario no producirá flores o éstas serán muy escasas.

Riego

Hay que regarlo una o dos veces por semana, evitando en todo momento el encharcamiento. En caso de tenerlo en maceta con un plato colocado debajo, tenemos que acordarnos de retirar el agua que sobre a los diez minutos de haber regado para evitar así la pudrición de su sistema radicular.

Plagas y enfermedades

Las plagas que podrían dañarlos son los pulgones, los trips, los caracoles y las babosas. En cuanto a enfermedades que atacan esta especie está la virosis, la botritis, la roya y el fusarium.

Cuidados

Después de la floración, retirar los tallos de flores limpiamente en la unión con el rizoma. No quitar ni cortar las hojas a menos que estén muertas o manchadas, ya que nutren las plantas durante la temporada de crecimiento restante.

Teniendo en cuenta que florece en primavera tenemos que plantarlo en otoño.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.