La Fittonia albivenis

Características de la Fittonia albivenis

La Fittonia albivenis es una planta nativa de las selvas tropicales Sus hojas son ovaladas, de entre 3 y 5 centímetros, de color verde con nervios blancos y rojos que le dan un aspecto muy vistoso.  Las flores no son demasiado vistosas, pero tienen un aspecto curioso en forma de espiga.

Su porte herbáceo de tipo rastrero y su alta tolerancia a la humedad, la hacen una planta perfecta para la elaboración de terrarios.

Ubicación de la Fittonia albivenis

La Fittonia albivenis necesita bastante luz indirecta. La falta de luz provoca la pérdida de color en las hojas y frena el crecimiento.

Un exceso de luz directa puede quemar las hojas.

Riego

Regar todo el año regularmente con agua sin cal para que el sustrato nunca se seque pero sin encharcar.  En invierno hay que regar menos pero sin dejar que la tierra se seque.

Plagas y enfermedades

Los peligros para esta planta son las corrientes de aire, los pulgones, la sequía y el exceso de riego.

Cuidados

En verano rociar las hojas con agua templada sin cal,  necesitan una humedad ambiental alta. Abonar cada 15 días con fertilizante mineral durante la primavera y el verano.

Pueden podarse ligeramente en cualquier momento para mantener un porte compacto.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.