Ipomea tricolor

Características de la Ipomea tricolor

La Ipomea tricolor es una planta trepadora  de crecimiento espeso y tallos largos que trepan y se enroscan sobre arboles y celosías próximas a ellas. Sus hojas son verdes y acorazonadas, grandes, con nerviaciones visibles, son de color verde intenso y delgadas.  Las flores sólo se abren durante un día pero no paran de florecer durante el verano y parte del otoño, pueden ser de color azul, blanco, rosa o de varios colores, tienen forma de embudo y surgen en grupos de 3 ó 4.

Ubicación de la Ipomea tricolor

Prefiere una exposición de pleno sol pero protegida del viento y del frío. No resisten las heladas y pueden perder las hojas a temperaturas inferiores a los 10 ºC.

Riego

Hay que regar de forma frecuente para que la tierra siempre esté algo húmeda pues no toleran la sequía. Evitar los encharcamientos

Plagas y enfermedades

La Ipomea tricolor pueden ser vulnerables al ataque de varias plagas de insectos, como los áfidos o pulgones, las orugas y las hormigas. También pueden aparecer enfermedades como ampollas blancas, óxido, manchas de hongos en las hojas, pudrición del tallo, tizón del hilo, pudrición del carbón y marchitez.

Cuidados

Según crece, los tallos se despuntan para potenciar la ramificación y más tarde para controlar el crecimiento.  Los tallos viejos o enredados se pueden cortar cuando acaba el invierno. Es recomendable ir eliminando las flores marchitas para favorecer la aparición de otras nuevas.

Fertilizar mensualmente la planta durante la temporada de crecimiento.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.