Flores que no deben de faltar en tu boda.

Las flores son un elemento esencial en las bodas, ya sea en la decoración de la iglesia o el lugar de la ceremonia, el coche de los novios, el salón del banquete y como no, ¡el ramo!.

Dependiendo del carácter que le quieras dar a tu boda, tendrás que elegir entre un tipo de flores u otras. Por ejemplo, para una boda vintage, puedes optar por introducir lavanda o incluso el girasol. Sin embargo, si es una boda tradicional, en la iglesia no debería de faltar las calas ni los lirios blancos. Si por otro lado, la boda se celebra al aire libre o incluso en la playa, puedes elegir flores tropicales como son la orquídea, el loto y el ave del paraíso.

También hay que diferenciar entre las bodas que se celebran durante el día o la noche. Para el día puedes elegir colores brillantes y muy llamativos o incluso colores pastel. Si la boda es por la noche, intenta no abusar de colores y elige un par de tonalidades.

Os aconsejamos que flores como los gladiolos, nardos y caléndulas los descartéis para una boda ya que evocan sentimientos de tristeza.

 

La MaZeta. Tu floristería en Zaragoza.