Flores de invierno

Flores de invierno

Las flores de invierno de exterior son auténticas aliadas para llenar de vida nuestra casa, haciéndonos llevar mejor la época más dura del año,  son sumamente resistentes y, en su mayoría, se mantienen en perfecto estado durante incluso meses.

Algunas de las plantas de invierno con flores para el exterior :

Los pensamientos son una de las flores de invierno de exterior perfectas.  Se pueden cultivar tanto en macetas, como en el suelo del jardín. Prefieren exposiciones soleadas y riegos regulares para mantener el sustrato húmedo sin excederse.

La camelia es otra de esas plantas de floración invernal cuya flor es muy apreciada por su colorido y su atractiva apariencia. Es un arbusto rústico, capaz de soportar hasta -15 grados, hay que colocarla en un espacio en el que reciba luz pero no sol directo, es fundamental ser rigurosos con el riego y usar siempre aguas blandas.

Los brezos son plantas tapizantes prosperan en climas frescos y húmedos con suelos ricos en materia orgánica. Los suelos calizos o la cal del agua de riego les sienta fatal, lo sé por experiencia. Para florecer bien necesitan luz solar directa.

El ciclamen es una planta bulbosa cuya floración comienza en otoño y no cesa hasta la primavera. Deberá estar en un lugar fresco y luminoso sin que le lleguen los rayos directos del sol. Es importante mantener el sustrato húmedo pero sin encharcar, el tubérculo de la planta podría pudrirse.

La prímula  obcónica es la que mejor aguanta el frío y mantiene su flores. Florecen desde mitad de invierno hasta principios de primavera, es necesario ubicarla en una zona en la que le dé la luz natural directamente, por lo que procura regarla cuando el sol esté ya bajo para evitar que sus hojas, tallos y flores se quemen.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.