Flor de loto

Características de la flor de loto

La Flor de Loto es una planta herbácea acuática Se caracteriza por tener hojas flotantes, de color glauco, y con un diámetro de hasta 100cm. Éstas brotan de un rizoma que se encuentra enterrado. Las flores, sin duda su principal atractivo, miden de 16 a 23cm de diámetro, con pétalos cóncavos que adoptan forma oblonga-elíptica, y miden 10 x 3,5cm. Brotan en primavera y verano.

Ubicación de la flor de loto

Se ha de ubicar en una zona donde le dé la luz del sol de manera directa, a ser posible durante todo el día, pero puede adaptarse sin problemas si le da sólo seis horas al día.

Riego

A pesar de su procedencia asiática, la flor de loto es una planta de fácil cultivo que se adapta a cualquier estanque o recipiente con agua. No es necesario regarla, pero conviene añadir al estanque agua tibia, sobre todo en invierno, para evitar que el agua sobre la que se desarrolla se enfríe en exceso.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente a las plagas y las enfermedades. De hecho, el único microorganismo que podría tener surgirá cuando es aun una semilla y es el hongo.

Cuidados

Para evitar la proliferación de enfermedades, puedes ir quitándole las hojas secas y las flores marchitas. Así además se verá mucho más bonita.

Tanto si se quiere tenerla en un estanque como en un recipiente con agua, se puede pasar a su ubicación definitiva en primavera.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.