Exceso o falta de luz en las plantas

La luz es un elemento fundamental para las plantas ya que ayuda a procesar los nutrientes del suelo y convertirlos en el alimento de las plantas.

La luz natural procedente del sol es la más mejor para nuestras plantas por lo que hay que permitir que accedan a ella algunas horas al día.

A continuación te contamos algunas de las consecuencias negativas que pueden suceder en nuestras plantas por el exceso o falta de luz .

Si nuestras plantas reciben un exceso de luz pueden ocasionar que estas no se desarrollen como deberían. Sus hojas pueden perder su tono verde y se volverán blanquecinas, con bordes marrones y manchas pardas. También podría ocurrir que se redujera el tamaño de la planta, arrugarse o quemarse.

Si por el contrario, nuestra planta recibe menos luz de la necesaria, ésta se volverá débil.  Florecerá lentamente y las flores serán muy pequeñas. Los tallos serán débiles y delgados y las hojas se pondrán amarillas y se caerán pronto.

Es muy importante que la luz llegue a todas las partes de la planta. Si solo una parta recibe la luz, todo se desarrollará hacia el lado iluminado.

La MaZeta. Tu floristería en Zaragoza.