Dieffenbachia camila

Características de la Dieffenbachia camila

La Dieffenbachia camila pertenece a la familia de las aráceas, las hojas, son de un color blanco que suele ocupar la mayor parte de su estructura, dejando el color verde apenas en las orillas. En cuanto a su diseño, las hojas nacen enrolladas, son grandes, con forma oblonga, ápice puntiagudo y cuenta con un nervio central que resulta ser muy vistoso.

Es utilizada como planta ornamental de interior y su valor estético reside básicamente en el color de sus hojas.

Ubicación de la Dieffenbachia camila

Necesita de suficiente iluminación para mantener la belleza de su follaje, pues se recomienda ubicar cerca de alguna ventana con acceso indirecto al sol.

Riego

El riego  de la Dieffenbachia camila se aconseja que se realice con agua sin cal ni cloro, por lo que lo ideal sería agua de lluvia. Deben ser abundantes en verano y en invierno reducirlos al mínimo. La tierra debe estar seca antes del siguiente riego para mantener a salvo de pudrición a las raíces.

Plagas y enfermedades

Estas plantas son propensas a recibir ataques de cochinillas y de araña roja.

Cuidados

La temperatura, ideal sería mantenerla sobre los 15ºC, pues no tolera las heladas, así como los calores sumamente extremos. Las corrientes de aire tampoco le hacen bien.

La planta agradece las dosis de abono cada 15 días en los meses cálidos y, en cambio, abonar como mucho una vez al mes en los meses fríos.

Es importante limpiar sus hojas con un trapo humedecido una vez cada dos semanas para liberarlas del polvo acumulado.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.