Cuidados de la Gerbera

Cuidados de la Gerbera

Cuidados de la gerbera

La gerbera es una planta que se puede tener tanto en maceta como en tierra. Sus hojas son lanceoladas y muy lobuladas, de un color verde intenso y vellosas por el envés. Tienen una floración muy larga, desde principios de primavera hasta finales de verano. Sus flores son muy utilizadas en ramos.

Ubicación de la gerbera

El mejor lugar para colocarlas es en semisombra y protegidas del viento, pero nunca sol directo,  sobre todo en verano.

Riego

Éstas plantas  necesitan mantenerse con un riego moderado, en verano y primavera, se debe mantener su suelo húmedo y que el agua drene correctamente. En invierno y otoño se debe reducir considerablemente el riego, solo regar cuando esté totalmente seco.

Plagas y enfermedades

Pueden ser atacadas por trips, mosca blanca, nematodos y ácaros. Llega a enfermar fácilmente de Rhizoctonia y Verticilium, las cuales son producidas por hongos afectando su tallo y hojas, por lo que se recomienda no tenerlas en zonas demasiadas húmedas y con poca ventilación.

Cuidados

Una de las cosas que hay que hacer  es quitar las hojas marchitas, esto ayuda a que la planta reciba mayor cantidad de luz y poder evitar medianamente el ataque de plagas y enfermedades. También ir quitando las flores que estén marchitas para que surjan nuevos brotes rápidamente.

La gerbera no resiste mucho el frío. Las temperaturas bajas le causan daños.  La plantación y el trasplante pueden realizarse en cualquier época del año, si bien el mejor momento es a principios de primavera.

La abonaremos desde primavera hasta finales del verano .

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.