Coreopsis grandiflora

Características de la Coreopsis grandiflora

La Coreopsis grandiflora es una planta vivaz que tiene su floración durante el verano, es  ramificada y erguida con hojas lisas, largas y estrechas en color verde oscuro. Sus flores individuales, parecidas a la margarita, poseen unos pétalos en colores llamativos en tonos amarillo-anaranjado intenso.

Su crecimiento es rápido y con una abundante floración que desde primavera hasta finales de verano, y en climas templados hasta el otoño.

Aunque es una planta perenne su vida es corta, no suele vivir mas de tres o cuatro años. Podemos cultivarla en macetas o jardineras para decorar patios o terrazas.

Ubicación de la Coreopsis grandiflora

La  ubicación de la Coreopsis grandiflora ha de ser soleada, o parcialmente soleada especialmente con temperaturas altas y protegida del viento.

Riegos

Riegos regulares en primavera y verano época de máximo crecimiento y floración, puede resistir periodos de sequía.

Plagas y enfermedades

En cuanto a plagas, hay que prestar especial interés a los caracoles y babosas, que en sus ataques devoran sus brotes tiernos.  Otras plagas que se pueden presentar son el pulgón y araña roja.

Cuidados

Soporta mal las heladas y cada dos años conviene realizar una división para mantenerla bonita.

No necesita muchas podas, solo retirar las flores secas desde la base del tallo floral a medida que se vayan secando para favorecer el crecimiento de nuevas flores.

Proporcionar un drenaje perfecto para evitar podredumbres y ataques de hongos.

 

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.