Coreopsis Grandiflora

Características de la Coreopsis Grandiflora

Coreopsis Grandiflora es una planta perenne perteneciente a la familia Asteráceas, es originaria de Norteamérica.

Es una planta de crecimiento redondeado que mide entre veinticinco y cuarenta y cinco centímetros de altura y puede alcanzar alrededor de cincuenta centímetros de diámetro. Sus tallos son delgados de crecimiento vertical. Aunque es una planta perenne su vida es corta, no suele vivir mas de tres o cuatro años.

Sus hojas son largas y estrechas de color verde oscuro, pueden ser enteras o estar divididas en dos, tres o cuatro folíolos, siendo el central el mas grande y de mayor longitud, presentan una nerviación longitudinal marcada y extremos agudos, sus bordes son enteros. Las hojas están cubiertas de una fina vellosidad.

Las flores son de color amarillo brillante de alrededor de cinco centímetros de diámetro, semidobles, presentan un gran numero de pétalos de extremos irregulares y centro de color amarillo anaranjado. Las flores atraen a as mariposas y a las abejas.

Ubicación de la Coreopsis Grandiflora

En el jardín se aconseja ubicarse a pleno sol.

Riego

Aunque no es exigente en agua, es conveniente mantener una cierta humedad en el terreno para que su crecimiento sea más rápido y regular. Regar a menudo los ejemplares jóvenes y recién trasplantados, una vez establecidos y bien enraizados sobre el terreno necesitan menos agua, se pueden distanciar los riegos y puede resistir periodos de sequía.

Plagas y enfermedades

Pueden presentar problemas con pulgones o araña roja.  Es recomendable vigilar la aparición de mordeduras en las hojas y brotes que suelen ser provocados por babosas y caracoles.

Cuidados

No necesita muchas podas, solo retirar las flores secas desde la base del tallo floral a medida que se vayan secando para favorecer el crecimiento de nuevas flores y mantener las plantas en buenas condiciones.

No necesita demasiado abono.

 

La Maceta. Tu Floristería en Zaragoza.