Collar de corazones

Características del collar de corazones

La planta collar de corazones es una planta trepadora colgante, sus tallos son de apariencia delicada, delgados y con hojas en forma de corazón que crecen en pares, manteniendo cierta separación. Las hojas son de aspecto carnoso, de un verde plateado que se vuelve rosáceo cuando la planta se estresa por exceso de luz.

Sus raíces tuberosas, que son las que utiliza para almacenar agua, motivo por el que no es exigente en cuanto sus riegos. su floración, que aparece en verano en forma de pequeñas flores que parecen ser de cera.

Ubicación del collar de corazones

Se cultiva a menudo como planta de interior, debido a que requiere una gran cantidad de luz, pero de incidencia indirecta siempre que sea posible.

Riego

La collar de corazones no es exigente en cuanto al riego. De hecho, ante la duda siempre es mejor quedarse corto con el riego que excederse. Si necesita más agua, se podrá ver enseguida en cómo sus hojas y tallos parecen perder volumen y arrugarse, y se recuperará en cuanto se riegue de nuevo. En los meses fríos, espacia los riegos aún más.

Plagas y enfermedades

Es una planta muy resistente, aunque sí que hay algunas plagas que pueden afectarle, como las cochinillas, los pulgones y los caracoles.

Cuidados

Al tratarse de una planta suculenta, tolera muy bien los ambientes secos de una casa con calefacción central, no teniendo que recurrir a pulverizarla.

Es aconsejable abonarla una vez al mes durante el periodo de crecimiento.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.