Coleo

Características del coleo

El coleo es una planta perenne de porte arbustivo que alcanza 75 cm de altura. El color de las hojas varía entre verde, amarillo, rojo, bronce, púrpura y gris. Tienen forma de corazón y márgenes dentados.

Las flores son insignificantes, de color azul claro y aparecen en inflorescencias con forma de espiga. Florecen en otoño e invierno. Se utilizan para formar arriates y bordillos también son aptas para macetas  y jardineras para decorar patios y terrazas.

Ubicación del coleo

Ubicar el coleo siempre a la sombra o semi sombra en climas muy soleados, evitar el sol directo especialmente con temperaturas altas, admite sol de primeras horas de la mañana y de ultimas de la tarde, evitar el sol del mediodía sobre todo en verano.

Riego

Los riegos deben ser frecuentes y algo distanciados entre sí, sin dejar que el sustrato se seque y llegue a que sus hojas queden lacias.  Evitaremos mojar las hojas.

Plagas y enfermedades

Los coleos son atacados por pocas plagas y sufren muy pocas enfermedades, en plagas destacan las cochinillas , la mosca blanca , la araña roja  y los caracoles y babosas. Las enfermedades básicamente sería el Pythium y la Rhizoctonia los principales hongos que atacan a esta planta.

Cuidados

Abonar en primavera y verano con fertilizante mineral cada 15 días.

No le gusta el frio, necesita temperaturas cálidas para crecer y desarrollarse correctamente, si queremos conservar las plantas las resguardaremos en interior o en invernaderos durante el invierno. Podemos cultivarla durante todo el año en exterior si las temperaturas invernales son cálidas.

A finales de primavera, verano y otoño podemos reproducir por esquejes sembrados directamente en tierra o puestos a enraizar previamente en agua.

Son plantas muy sensibles al encharcamiento por lo que es necesario proporcionarle un sustrato drenante y facilitar la salida del exceso de riego.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.