Clivia miniata

Características de la Clivia miniata

La Clivia miniata es una planta natural de interior, las hojas son planas, gruesas y trenzadas, con un color verde oscuro con grandes flores de color naranja, nacen en el extremo de un tallo floral a finales de invierno o principio de la primavera y la floración continúa hasta mitad del verano,  solo florece una vez al año.

Ubicación  de la Clivia miniata

Colocarla cerca de las ventanas para que reciba una mayor luminosidad, en situaciones muy umbrías puede que no florezca.

Riegos

Son plantas que necesitan riegos distanciados y livianos, mas frecuentes durante la floración. Son muy sensibles al exceso de agua y al encharcamiento.

Plagas y enfermedades

La Clivia miniata no suele verse atacada por plagas ni enfermedades en condiciones optimas de cultivo. En condiciones de calor y mucha humedad ambiental puede sufrir ataques de hongos que provocan manchas en sus hojas, también pueden aparecer cochinillas.

Cuidados

Es recomendable cortar las varas florales antes de su fructifican, así evitaremos que la planta gaste energías innecesarias manteniendo los frutos.

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano es muy aconsejable abonarla con un abono para bulbosas.

De vez en cuando hay que limpiar el polvo de las hojas con un paño húmedo o con una esponja empapada en agua tibia.

La Clivia se puede propagar a partir de los retoños laterales que tengan 4 ó 5 hojas.

 

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.