Cinta

Características de la cinta

La cinta es una planta de porte colgante con unas hojas largas y muy luminosas. La cinta desarrolla en las hojas unos estolones y unas diminutas flores de color blanco.

En verano produce estolones con pequeñas flores blancas en la punta, entre las que aparecen nuevas plántulas.

Estas plantas se utilizan en macetas colgantes o como plantas de interior.

Ubicación de la cinta

Requiere de mucha luminosidad, pero no soporta la exposición directa a los rayos de sol.  Además, esta planta tolera los lugares en sombra o semisombra.

Las hojas brillan o palidecen según la intensidad de la luz que reciben. Demasiado sol puede quemar las puntas de las hojas.

Riego

El riego dependerá mucho del lugar donde dispongamos a la cinta en el interior de nuestra casa, de 2 o 3 riegos pequeños será suficiente cuando haga calor, en primavera y verano. En invierno, 1 riego máximos a la semana, ya que se detiene mucho su crecimiento con las temperaturas bajas.

Plagas y enfermedades

Pueden verse afectadas sobre todo por la cochinilla y los pulgones, a veces también por la araña roja.

Cuidados

Para mejorar el desarrollo de la planta, es mejor abonarla cada quince días en las estaciones de primavera y verano.

Es recomendable pulverizarlas  de vez en cuando sobre todo en verano.