Cala

La Cala. Esta planta puede llegar a alcanzar una altura de 80 cm.

Crece mejor en zonas de sombra o semisombra. No ponerla al sol ya que pone sus hojas de color amarillo.

Su riego debe de ser abundante. Puedes optar a sumergirla en un estanque, ya que es una planta semiacuatica y nunca debe de quedarse seca. Cuando finalice su floración hay que reducir su riego.

La cala necesita tierra de jardín, con arena y enriquecido con fertilizante. En época de floración hay que abonarla durante 15 días.

A la hora de la reproducción, hay que plantarla en maceta a unos 10 – 15 cm de profundidad. No hay que olvidar cortar las flores marchitas.

Respecto a las plagas, puede tener en alguna ocasión pulgones, caracoles y babosas. Estos últimos debido a su exceso de humedad.

La Mazeta. Tu floristería en Zaragoza.