Cactus luna

Características del cactus de luna

El cactus luna, se trata de un cactus epifito con tallos y hojas de color verde claro. Los tallos son muy ramificados y tienden a caer hacia el suelo conforme crecen. El tallo o tallos principales lignifican con el tiempo y los secundarios son planos y suculentos. Estos tallos secundarios pueden crecer hasta los 30 cm de longitud y miden unos 5 cm de anchura. Constan de una gran cantidad de lóbulos de forma triangular o ligeramente redondeada.  sus flores son blancas o ligeramente amarillentas y aparecen por la noche a finales de otoño o principios del invierno, tienen un fuerte aroma dulzón, llegan a medir hasta 20 cm de longitud y 7,5 cm de anchura. Posteriormente darán paso a unos frutos ovoides de color marrón, verde o amarillo de unos 4 cm de grosor.

Ubicación del cactus luna

Para su cultivo lo pondremos en un lugar bien luminoso pero no tiene que darle el sol de manera directa y con una tasa bastante alta de humedad. Funciona muy bien  el poner la maceta sobre un plato con piedras o grava y rellenarlo con agua.

Riego

La frecuencia de riego del cactus luna será de una vez por semana en verano y una vez al mes en invierno.

Plagas y enfermedades

Es un cactus resistente a plagas y enfermedades. Su principal enemigo son los caracoles y babosas, los cuales devoran los tallos de la planta. Pero si se riega en exceso, los hongos lo dañarán.

Cuidados

Si los tallos crecen demasiado podemos podarlos sin ningún problema.

Abonaremos durante los meses más cálidos del año. Un exceso de abono causaría quemaduras serias en las raíces, y los tallos se resentirían.

Las temperaturas se han de mantener entre los 10ºC de mínima y los 25ºC de máxima.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.