Begonia dragón

Características de la Begonia dragón

La begonia dragón es una planta ornamental de floración abundante, de tallos carnosos, gruesos y redondeados de crecimiento erecto y sus raíces fibrosas.

Las hojas son grandes, alargadas y gruesas, tienen bordes dentados y frecuentemente rojizos, el haz es brillante y el envés de color verde rojizo, están unidas a los tallos por peciolos redondeados de color rojizo de forma alterna.

La floración es muy abundante y duradera, florece desde inicios de primavera a finales de otoño o principios de invierno. Las flores son pequeñas y crecen reunidas en finos tallos redondeados y rojizos colgantes a lo largo de los extremos de los tallos, las flores son de color rojo o rosa dependiendo de la variedad.

Es adecuada para balcones, terrazas o porches donde no incida el sol directo.

Ubicación de la begonia dragón

Prefieren una situación de sombra luminosa especialmente en climas de temperaturas altas y durante el verano, en climas de temperaturas moderadas podemos cultivarlas a pleno sol, aunque sus hojas se vuelven de color rojizo. Si las cultivamos en interior necesita una situación muy luminosa pero evitando el sol directo que puede ocasionar quemaduras en sus hojas. En verano evitar el sol directo en las horas centrales del día.

Riego

Los riegos deben ser moderados mas abundantes y frecuentes durante el verano, disminuir los riegos en otoño y en invierno, regar solo lo necesario, muy poco si las temperaturas son bajas.

Plagas y enfermedades

Pueden presentar problemas con plagas de caracoles y babosas que destrozan sus hojas, y también de pulgones o ácaros, con demasiada humedad pueden aparecer hongos como el oídio y mildiu y pudriciones.

Cuidados

Utilizar agua de lluvia o mineral a ser posible sin cal ni cloro, dejar secar el sustrato entre riegos.

Es imprescindible mantener las plantas limpias de hojas y flores secas y bien aireadas para que crezcan correctamente.

Podar a finales de invierno o principios de primavera cuando el riesgo de heladas haya finalizado, cortar los tallos secos o estropeados y el extremo de sus tallos para fomentar el nacimiento de nuevos brotes.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.