Arce japonés

Se debe abonar para que se desarrolle correctamente, durante la primavera también en época de verano, el fertilizante que se use debe ser especial para este tipo de plantas.

Características del arce japonés

El arce japonés es un árbol de tamaño medio existen diferentes tipos y variedades  que se suelen diferenciar por el color, tamaño y la forma de sus hojas.  Entre las variedades  podemos encontrar árboles con las hojas en tonos rojos, rosas, verdes o blancas. Las hojas suelen variar en tamaño y forma, y existen algunos árboles con las hojas más estiradas y finas, y otras con las hojas más anchas y grandes.

La corteza de los árboles jóvenes suele ser verde o rojiza y cambia a marrón o gris con la edad.

Ubicación del arce japonés

El Arce japonés debe estar en el exterior durante todo el año, pero evitando el sol directo y las horas de máximo calor sobre todo en verano.  Las puntas de las hojas se pueden quemar con facilidad tanto por el sol como por la exposición a corrientes de viento seco, por lo que el mejor lugar es una zona fresca de penumbra o semisombra con mucha claridad.

Riego

El riego tendrá que ser frecuente, al menos 3-4 veces por semana, algo más en verano, puesto que no resiste la sequía.

Plagas y enfermedades

Pueden ser atacadas por cochinillas y pulgones si sufren sequía y por algunas orugas que pueden devorar sus hojas.

Cuidados

No necesitan poda pero se pueden ir eliminando las ramas viejas o que afean la planta. Es una especie que desarrolla muchas raíces, por lo que es necesario realizar un trasplante cada 1 o 2 años.

Se debe abonar para que se desarrolle correctamente, durante la primavera también en época de verano, el fertilizante que se use debe ser especial para este tipo de plantas.

Teme las heladas  primaverales, los vientos fríos al igual que una atmósfera muy seca.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.