Aloe vera

Características del Aloe Vera

El aloe vera es una planta originaria del África tropical. Sus hojas son gruesas, espinosas y de un verde grisáceo, se puede cultivar tanto en el interior como en el exterior, en suelo o en maceta. Además de por su belleza natural, destaca porque es muy fácil de cuidar, tiene propiedades estéticas y medicinales, y se reproduce muy rápidamente.

Existen más de 300 variedades de la planta Aloe Vera. Su savia es refrescante y cicatrizante y hace siglos que se usa para tratar quemaduras, inflamaciones y llagas.

Ubicación del Aloe Vera

El Aloe Vera necesita mucha luz, pero no conviene abusar de la luz directa, sobre todo en verano. Una excesiva exposición directa a la luz solar puede provocar que se quemen las hojas y se vuelvan de color marrón. Con poca luz sus nuevas hojas serán largas y finas, lo que conlleva que pierda consistencia y arquee sus hojas.

Riegos

Los riegos han de ser esporádicos y sólo cuando observemos que la tierra se ha secado. Un exceso de agua provocará que aparezcan síntomas de podredumbre en tallos y hojas, llegando a morir en poco tiempo.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente a plagas, pero a veces es atacado por Pulgones o Cochinillas.

Cuidados

Durante la primavera, verano y comienzos de otoño la cultivaremos en exposición soleada en la terraza o balcón y, el resto del año, la cultivaremos en el interior de casa, al resguardo del frío y la lluvia, destinándole un lugar soleado.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.