Alocasia Zebrina

Características de la alocasia zebrina

La alocasia Zebrina es una planta de interior de hojas grandes y verdes, de tallos largos y de lineas transversales que simulan el lomo de las cebras.

De igual forma sus tallos presentan manchas que se asemejan también al lomo de una cebra. Existen también otro tipo de especie que presentan también un follaje verdoso oscuro pero con manchas que tienen tonos amarillentos.

Raramente llegan al metro y medio de altura pero en sus ambientes su altura puede llegar a los cinco metros.

Ubicación de la alocasia zebrina

La alocasia zebrina necesita un espacio de interior con mucha luminosidad, pero sin sol directo, que quema las hojas, y mucha humedad ambiental.

Riego

El riego en primavera debe ser generoso para luego reducirlos a principios del otoño y durante el invierno, cuando la planta está en reanudación vegetativa. Si es posible regar con agua de lluvia o agua de grifo tratada para desmineralizarla.

Plagas y enfermedades

El gran enemigo de las alocasias es la araña roja, que se ve favorecida por la sequedad ambiental. Las cochinillas también pueden afectarla.

Cuidados

Si se cultivan en el interior es conveniente pulverizar las hojas con frecuencia.

Limpiar siempre las hojas de polvo o suciedad para que pueda realizar la fotosíntesis de forma adecuada.

Las hojas al ser cortadas dejan salir un latex que si hacen contacto con la piel pueden provocar irritaciones.

Debe abonarse de manera suave.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.