Alheli

Características del alhelí

El Alhelí es una planta vivaz  de recto tallo que termina en una inflorescencia en forma de espiga, llena de pequeños capullos. Sus flores van floreciendo a lo largo de la semana hasta formar una densa masa de pequeñas y compactas flores. Su duración, según la variedad, está entre una y dos semanas. Durante todo ese tiempo, mantiene un constante y delicado aroma.

El alhelí se usa para la decoración de jardines. Se emplea para formar grupos o taludes en el jardín y se puede plantar en macetas ubicadas en terrazas o balcones.

Ubicación del alhelí

Como se trata de una planta de la temporada menos calurosa, cuando podamos, es conveniente que esté expuesta a pleno sol ya que este beneficia su crecimiento.

Riego

Los riegos conviene que sean frecuentes durante la primera semana y más distanciados durante el resto de cultivo, para favorecer el desarrollo radicular.

Plagas y enfermedades

Las plagas más frecuentes que sufre esta planta son el pulgón la mosca blanca el minador y las orugas. En cuanto a las enfermedades no son muy frecuentes, pero en el caso de riesgo, la botritis, el oídium y el mildiu.

Cuidados

Durante toda la temporada de crecimiento, desde comienzos de primavera hasta finales del verano, es muy recomendable abonarlo.

Soporta el frío y las heladas de hasta los -4ºC sin sufrir daños.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.