Alfombra mágica

Características de la alfombra magica

La alfombra mágica tiene hojas pequeñas y lanceoladas, verdes y suculentas. La matas alcanzan entre 15 y 20 centímetros de altura. Las abundantes flores parecidas a las margaritas miden 3-4 cm de diámetro y pueden ser de variados colores: violeta, blanco, rosa, naranja, rojo. Florecen desde finales de primavera hasta finales de verano.

Se emplean para formar macizos y borduras en zonas secas del jardín y en macetas para terrazas y balcones en jardineras.

Ubicación de la alfombra magica

La alfombra mágica necesita una exposición de pleno sol para lucir en todo su esplendor; hay que tener en cuenta que las flores no se abren completamente a la sombra o en días nublados. No tolera las heladas.

Riego

Regar de forma moderada en verano y dejar de hacerlo durante el invierno.

Plagas y enfermedades

Son plantas fáciles de cultivar muy resistente a las plagas y enfermedades Sin embargo los brotes tiernos, en ocasiones pueden sufrir plagas de pulgones, pueden aparecer también cochinillas. El exceso de riego y mal drenaje del sustrato son su principal enemigo que suelen provocar ataques de hongos y pudrición de raíz.

Cuidados

Durante la primavera y verano es aconsejable abonar la planta.

Es recomendable eliminar las flores a medidas que se vayan marchitando, cortaremos todo el tallo foral desde su base para mantener el buen aspecto de la planta y evitar que la planta se debilite con la formación y el mantenimiento de las semillas. Eliminaremos los tallos o brotes secos. Al final de invierno eliminaremos toda la vegetación seca y estropeada y cortaremos los tallos excesivamente largos para facilitar el nacimiento de nuevos brotes, en los ejemplares que hayan sobrevivido al invierno.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.