Alegría del hogar

Características de la alegría del hogar

La alegría del hogar es una planta herbácea y suculenta que alcanza un tamaño de entre 30 a 70 centímetros, desarrolla un tallo muy ramificado con nudos pronunciados. Sus hojas son de un color verde-claro o moteado de color blanco en algunos híbridos hortícolas. Las hojas inferiores de estas plantas crecen de manera alternada y las superiores son verticiladas, por lo general tienen forma lanceolada, de un tamaño que varía entre los 3 a 8 centímetros de largo, acuminadas en el ápice, atenuada en la base y con bordes aserrados.

Las flores por lo general son de color rojo, y también se pueden observar con flores de colores purpúreos, rosados y blancos. Desde el cáliz proviene un largo y delgado espolón coloreado. Sus frutos son cápsulas verdes, al madurar se abren repentinamente cuando la tocan y lanza semillas de color negro.

Ubicación de la alegría del hogar

La colocaremos en una habitación muy luminosa, pero protegida de las corrientes de aire. Así pues, un sitio ideal seria una habitación que tuviese mucha luz natural.

Riego

Realizar un riego abundante para mantenerla viva, pero en el invierno se debe disminuir la frecuencia y darle reposo.

Plagas y enfermedades

Las enfermedades son provocadas por bacterias Pseudomonas y los hongos del suelo que suele manchar las hojas. En cuanto a las plagas son de pulgones arañas rojas, moscas blancas y hormigas en las raíces.

Cuidados

Su abono será una vez por lo menos cada 15 días mientras se encuentre en floración. No soporta el frío y su tallo se deteriora con las heladas. La humedad tampoco la lleva muy bien, así que, en interiores, evitar las pulverizaciones sobre hojas y flores.

 

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.