Aechmea fasciata

aechmea-fasciata floristerias zaragoza

Características de la aechmea fasciata

La aechmea fasciata es una planta bonita y de fácil cuidado para principiantes. Sus hojas son verdes con unas manchas blancas o plateadas que la planta produce para protegerse del sol. En el centro aparece su flor.

Su inflorescencia crece en forma de espiga con brácteas espinosas de color rosa entre las que salen sus verdaderas flores de pequeño tamaño.

Esta planta se suele utilizar como planta de interior.

Ubicacion de la aechmea fasciata

La aechmea fasciata  necesita una exposición en semisombra, cerca de una ventana orientada al sur o al este y protegida del sol directo. El ambiente debe ser húmedo y la temperatura cálida.

Riego

Regar muy escasamente en invierno y un poco más en verano. La aechmea puede acumular agua en el depósito que se forma en el corazón de la roseta de donde surgen las hojas. Esta reserva natural de agua es imprescindible y nos aseguraremos de que siempre haya unos dos centímetros de agua en estos pequeños depósitos.

Plagas y enfermedades

Cuando el ambiente es muy seco, suelen aparecer diversas plagas como arañas rojas, pulgones y cochinillas.

Cuidados

Tras la floración, la inflorescencia se marchita y veremos que poco a poco toda la planta tiende a secarse. No hay que preocuparse puesto que es el proceso natural de la aechmea, pero observaremos que de la base surgen dos o tres nuevos tallos de hojas. Cuando esto ocurra, hay que eliminar la flor y hojas secas, trasplantando la aechmea a un tiesto mayor y, eso sí, habrá que esperar unos tres años hasta que aparezca una nueva flor.

 

La Mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.