Proteger el jardín del frío

El invierno no es solo el momento más frío del año sino, también, el más comprometido para nuestras plantas. Al llegar el frío invierno, será necesario reforzar los cuidados y prestar mayor atención a nuestras plantas y árboles para prevenir que sufran daños.

Cuando lleguen los primeros fríos, será fundamental cubrir las plantas y flores más vulnerables con una tela, lona, plástico etc.,  para evitar así que se vean perjudicadas por las heladas. Usar un mantillo adecuado puede ayudar a conservar el agua del suelo, proteger las raíces de tus plantas de temperaturas extremas, mejorar el complejo de nutrientes en la tierra, e impedir el crecimiento de hierbas no deseadas.

Se debera tener en cuenta también que durante el invierno las plantas necesitan menos agua y abono, ya que inician una especie de proceso de letargo, durante el que requieren menos nutrientes para vivir.

A la hora de regar, escoger los momentos más cálidos del día y intentar no mojar la planta, ya que cuando las temperaturas bajan, los restos de agua podrían llegar a congelarse y resultar perjudiciales para las plantas.

 

 

La mazeta. Tu Floristería en Zaragoza.