La soleirolia

La soleirolia es una pequeña planta de porte rastrero con hojas pequeñas y tallos finos que tiende a ramificar en abundancia creando matas con formas almohadilladas muy atrativas que recuerdan colchones de musgo.

Existen principalmente tres variedades, una con follaje verde claro, otra con hojas grisáceo -blanquecinas y otra con hojas verde-amarillentas.

Se conoce por los nombres vulgares de Colchón de novia, Lágrimas de ángel, Musgo cama de novia o Madre de mil.

Se utilizan en macetas en interiores o en zonas sombrías de patios y terrazas siendo muy apropiadas para muros en zonas frescas, en sotobosques o plantadas en macetas con helechos.

Adopta un crecimiento compacto, redondeado, que resulta muy decorativa en interior tanto en macetas como en cestos colgantes.

La soleirolia no resiste el sol directo en climas como el mediterráneo. A pesar de que resiste alguna ligera helada es mejor que en invierno no esté a menos de 0 ºC.

Necesitan riegos frecuentes, sin encharcar, poniendo la maceta en remojo en un plato y dejando que absorba el agua (mejor sin cal)

Pueden podarse ligeramente para conservar su aspecto redondeado o para controlar su expansión ya que tienden a ser invasivas.

Son bastante resistentes a las habituales plagas y enfermedades.