kniphofia

La kniphofia es una planta herbácea, vivaz, perenne, de la familia de las liláceas, que puede alcanzar 1,5 m. de altura.

Las hojas nacen desde la base, son alargadas, con forma de cinta. Lo más interesante es su floración. Florece en espigas que nacen al final de un tallo largo, durante la primavera, el verano o el otoño.  Las flores son alargadas, con forma de tubos colgantes, y pueden ser de varios colores: rojo, blanco o amarillo etc., lo normal es que se den varios colores en un bonito degradado a lo largo de la misma espiga. Sus flores además de sirven para atraer abejas, mariposas  y a los colibríes.

En verano, es mejor regar la kniphofia dos veces al día, mientras que durante el invierno conviene reducir el riego al mínimo, aunque siempre cuidando de que el suelo se mantenga siempre húmedo. Deben evitarse los excesos, porque eso terminará perjudicando la salud de la planta.

En algunas zonas ha demostrado ser resistente a las sequías, e incluso se le suele reducir la provisión de agua para estimular su floración.

Para tener un mejor crecimiento y desarrollo, la kniphofia requiere mucha exposición al sol.

En el caso de que se trasplante una kniphofia  a un jardín nuevo, es necesario tener en cuenta que puede dejar de florecer durante los dos primeros años, hasta que se adapta y se establece bien en su nuevo ambiente.

 

La MaZeta. Tu floristería en Zaragoza.