Hebe o verónica

El hebe o verónica, es un arbusto pequeño, robusto y muy ramificado.  Su atractivo ornamental no sólo reside en sus curiosas flores, sino también en sus hojas, las cuales pueden ser de color verde o de dos colores verde y amarillo.

Su temporada de floración puede variar según clima. Por lo general podremos disfrutar de sus flores durante el verano y el otoño.

El hebe  o Verónica necesita luz abundante, al menos medio día de sol y no exponerlo a los rayos directos. No es una planta exigente, pero sí debemos tener en cuenta es que es sensible a las heladas y sobretodo al encharcamiento.

No resiste bien las heladas, por ello es preciso que en época invernal se coloques en sitios resguardados, como invernaderos o cobertizos, y mantenerla a una temperatura de 10 ºC aproximadamente, en un sitio ventilado.

En invierno bastará con mantener la tierra ligeramente húmeda, mientras que en verano hay que regarla con más frecuencia pero evitando el encharcamiento.

Es aconsejable reducir su volumen antes de las épocas de mayor crecimiento.

No es una planta propensa a sufrir plagas, pero la excesiva humedad sí puede provocar la aparición de hongos como mildu o oídio.

 

La MaZeta. Tu Floristería en Zaragoza.