Espina de Cristo

La espina de Cristo es un arbusto espinoso de entre 1 y 1,5 de alto. Se incluye en la familia de las Euforbiáceas con numerosas especies.

Tiene hojas verdes por ambas caras y provistas de una espina en su base de implantación al tallo.Las flores están reunidas en pequeños manojos de color rojo y prácticamente está en flor todo el año.

Sin embargo, han surgido nuevas variedades, con flores de matices distintos, que buscan potenciar esa floración continuada.

Otras variedades de la espina de cristo son más vigorosas y con flores de mayor tamaño. Se pueden encontrar en distintas tonalidades de rosas o en color blanco.

La espina de Cristo es muy buena como planta de interior, pues resiste la calefacción pero necesita un lugar soleado y sin corrientes de aire.

Regar muy moderadamente en toda estación y sobre todo en invierno.

La característica que define a todas las euphorbias es el látex o sabia que surge de la planta cuando se les realiza un corte.

Si tiene que realizar un trasplante protéjase bien con unos buenos guantes, pues recuerde que también pincha.

Las espinas de Cristo no suelen ser atacadas por enfermedades, sólo hay que vigilar los riegos en invierno para que no se pudra.

 

La MaZeta. Tu Floristería en Zaragoza.