El jardín en primavera

Los días son cada vez más largos, el invierno se marcha, la estación más fría del año toca a su fin, y es el momento de poner en práctica unos sencillos consejos para preparar el jardín para la primavera.

Para tener el jardín preparado en primavera hay que redecorar nuestros exteriores, es importante comprobar el estado en el que se encuentran no solo nuestras plantas, sino también todo aquello que rodea la composición de un jardín acogedor.

Es conveniente empezar a preparar nuestras plantas. Es posible que haya que incorporar alguna que otra especie de temporada, dedícar el cuidado que merece a las plantas que han resistido  el paso de las estaciones  más frías del año.

Abonar el jardín con algún tipo de mantillo o compost para que la vegetación crezca fuerte y sana esta primavera.

Además de plantarle cara a las malas hierbas hay que poner atención a las plagas.  Aplicar un buen insecticida en ramas y tronco,  será la mejor prevención para evitar sorpresas con la llegada del buen tiempo.

El mejor momento para realizar trasplantes es a mediados o finales de la primavera, una época en la que ya estarán en pleno crecimiento activo. Esperar evitará un trasplante inoportuno con el que podrías someter a las plantas a un estrés que podría dañarlas o, incluso, matarlas.

Más allá del mobiliario y los objetos decorativos que añadas a tu jardín, la orientación que des a tus plantas afectará a la imagen final del conjunto.  Tanto es así que, a la hora de plantar, procura colocar las plantas más grandes hacia el norte y las pequeñas hacia el sur. Este sistema evitará que las especies más altas hagan sombra a las pequeñas según la orientación del sol.

Si necesitas ayuda con tu proyecto contacta con nosotros.

 

La MaZeta. Tu Floristería en Zaragoza.