Boina de vasco

La Boina de Vasco o Senecio es una planta herbácea perenne, que puede llegar a medir unos sesenta centímetros.

Tiene hojas de  color verde oscuro con el envés más claro, de tamaño grande, con forma casi circular. Las flores son de color amarillo que se agrupan en inflorescencias y son similares a las margaritas. Su floración es en otoño y en el invierno, generando tallos florales que sobresalen de forma erguida y por encima del conjunto de la mata.

La Boina de Vasco se utiliza en borduras o rocallas, así como para tapizar zonas del jardín o en tiestos para terrazas o balcones.

En lugares de altas temperaturas la exposición a sol pleno puede quemar el follaje, o tornarlo más pálido, por lo que conviene situarla en sombra parcial o sombra.

La temperatura ideal es entre los 15 a los 25˚C. Así que no tolera climas demasiado fríos o heladas. Cuando la temperatura baja de -6° el follaje se marchita y se pierde, aunque el rizoma le permite rebrotar en primavera.

El riego deberá ser abundante en el verano e ir minimizando en las demás épocas del año. El abono deberá ser anual, pero agradecerá que se le incorpore en el verano cada 15 días.

No es una planta proprensa a sufrir plagas o enfermedades, pero los caracoles y babosas la encuentran muy apetitosa.

 

La MaZeta. Tu Floristería en Zaragoza.